LO NUEVO
recent

Mi experiencia con Android Lollipop en el Nexus 4


Tengo un smartphone nuevo, y no he gastado un solo centavo.

En eso se podrían resumir todas las líneas que encontrarás a continuación, y es que realmente, siendo radical y permitiéndome dar mis conclusiones antes de siquiera iniciar, Android Lollipop es lo mejor que le ha sucedido al Nexus 4. Es un viejo rockero que no muere, como bien dice Javier Merchán en Celularis; al menos aún no. La nueva versión del sistema operativo de Google lo ha repotenciado por completo.

Lollipop es el cambio más radical que ha vivido AndroidHace poco más de un mes Google anunció de forma oficial el nuevo Android 5.0 Lollipop, que llegaría como el un gran lavado de cara de la plataforma, una verdadera actualización mayor. Este era un salto similar a lo significativo que fue el cambio de Android 2.3 a Android 4.0 Ice Cream Sandwich (con el debido respeto a la versión a medias de Honeycomb, y digo a medias porque solo era para tablets). Una nueva interfaz, un nuevo aspecto, una nueva máquina virtual, etc.

Android Lollipop llegó justo en el momento que el sistema lo necesitaba, y justo para los terminales que lo necesitaban. Porque sí, Google presentó el Nexus 6 como el fiel y tradicional compañero de una nueva versión del sistema, pero los usuarios actuales de la familia Nexus queríamos saber si lo recibiríamos o no, especialmente los usuarios de Nexus 4 que temíamos que no llegaría a nosotros... al menos no de forma oficial.

Pero llegó, y el cambio ha sido muy significativo. Desde mediados de este mes de noviembre los Nexus 4 ya están recibiendo Android Lollipop, vía OTA, y el mío fue uno de estos terminales. La verdad, el Nexus 4 tiene dos años de edad y aunque su hardware es muy bueno, esperaba que la actualización me diera problemas, se sintiera incluso forzada. Mi sorpresa, sin embargo, es que renovó mi teléfono.


Durante mucho tiempo he sido de esos inquietos que constantemente cambian así sea el Launcher de su preferencia, o la ROM o el mismo móvil, pero desde hace más de un año me quedé quieto. Esta tranquilidad la sentí al llegar Kit Kat, y ahora mucho más. Pero mi punto es que tenía más de un año viendo la misma interfaz en mi smartphone de uso diario, los mismos iconos, las mismas animaciones y viviendo la misma experiencia. Necesitaba un cambio, uno que funcionara.

Lollipop es justo lo que necesitaba el Nexus 4


Android 5.0 se siente incluso mejor que Kit Kat en el Nexus 4, incluso sin ser un sistema perfecto. El móvil se siente más fluido, las transiciones van más rápido, no hay casi nada de Lag, y la batería, la batería dura mucho más, muchísimo, el modo de ahorror de energía realmente supone una diferencia. Se acabó eso de que el último 15% de carga significara 15 minutos.


Por supuesto, todas estas bondades se pueden disfrutar en cualquier terminal que cuente con la versión de Android Lollipop, pero en general, si hablamos de Nexus 4, me atrevo a asegurar que se siente como un móvil joven, renovado, prácticamente nuevo. No alcanzará el nivel de potencial del Nexus 6 o el Moto X, pero sin duda que mi viejo móvil ya no es el mismo.

Lo primero que hice al recibir la OTA y esperar los 45 minutos que duró en realizar el primer booteo (cuya explicación solo podría ser que cuento con el modelo de 8GB y estaba prácticamente full antes de realizar el update, y me negué a formatear), fue conectar el móvil, dejarlo al 100% de carga y probar.

Mi prueba fue sencilla: no utilicé ninguno de mis otros dispositivos móviles, sino solamente el viejo Nexus, eso sí, en la comodidad de mi hogar y oficina, solo conectado a WiFi. Los resultados: 21.5 horas de autonomía con casi 5 horas de uso de pantalla. Increíble.

Estamos hablando del mismo terminal que llegaba a recargar dos veces al día, cuya autonomía después de casi dos años de uso ya me parecía miserable, casi tan miserable como yo por no comprar el de 16 GB (aún me arrepiento).

El Nexus 4 con Android Lollipop tiene una autonomía de casi el doble, maneja la multitarea como un campeón, y en general, se siente como un terminal completamente distinto. El centro de notificación de Android 5.0 sigue siendo envidiable y ahora más que nunca nadie se le acerca (ni iOS, ni nadie), Material Design es precioso, y la experiencia de usar Android ha dado un salto enorme, es muchísimo mejor que nunca.

Mi conclusión, de nuevo, se resume en que no dudes en actualizar tu Nexus 4 a Android Lollipop, lo sentirás como un móvil completamente renovado, distinto, diferente, es como cambiar de teléfono sin gastar dinero, es justo lo que necesitaba este buen terminal para ganar uno o dos años más de vida.

Con Información de "Hipertextual".
Con la tecnología de Blogger.