LO NUEVO
recent

Cuba liberó 53 prisioneros acordados con EEUU: funcionarios estadounidenses


Por Matt Spetalnick y Patricia Zengerle y David Adams

WASHINGTON/LA HABANA (Reuters) - Cuba ha dejado en libertad a los 53 prisioneros políticos que acordó excarcelar, dijeron importantes funcionarios del Gobierno estadounidense, en un paso significativo hacia la distensión de las relaciones entre Washington y La Habana.

La liberación de los prisioneros establece un tono positivo para el inicio de unas históricas conversaciones diplomáticas la próxima semana, destinadas a normalizar las relaciones entre los países tras décadas de hostilidades, señalaron los funcionarios.

Y calificaron como un hito la liberación el fin de semana por parte del Gobierno cubano de los 53 detenidos, pero aseguraron que seguirán presionando a La Habana para que libere a más personas consideradas presos políticos por Washington.

De acuerdo con una copia de la lista de los 53 nombres obtenida por Reuters de una fuente legislativa, la mayoría de la gente enumerada es conocida por grupos de derechos humanos de la la isla y había estado detenida por años.

Entre las personas puestas en libertad hay opositores destacados, como una activista del grupo Damas de Blanco.

Sin embargo, el portavoz de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de los Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, dijo que 17 de ellos ya habían sido excarcelados antes de que el presidente estadounidense Barack Obama y el cubano Raúl Castro anunciaran el 17 de diciembre su intención de restaurar los lazos diplomáticos cortados hace más de medio siglo.

Había dudas sobre si La Habana excarcelaría a los 53 presos como parte del acuerdo. El secretismo que rodeó a los detenidos, cuyos nombres no habían sido revelados por los países, alimentó las dudas sobre las intenciones de Cuba y fue usado por críticos que acusaron a Washington de no presionar lo suficiente a La Habana en materia de derechos humanos a cambio de normalizar las relaciones, suavizar restricciones económicas y a los viajes.

Estados Unidos intercambió tres cubanos condenados por espionaje por un agente que espió para el Gobierno estadounidense. Washington también recibió a Alan Gross, un trabajador humanitario estadounidense encarcelado en Cuba.

El Gobierno cubano informó durante el fin de semana a la administración Obama sobre la liberación de los últimos presos en la lista, y la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, encargada de los asuntos consulares y otros contactos con Washington, lo confirmó, dijeron los funcionarios.

El Gobierno de Cuba asegura que no hay presos políticos en la isla y describe habitualmente a los disidentes como mercenarios pagados por Estados Unidos.

OTROS AÚN EN PRISIÓN

Disidentes en la isla agradecieron el gesto de la administración de Obama pero dijeron que no es suficiente.

"Lamentamos que hay unos pocos presos políticos, alrededor de una docena, que se quedan en prisión", dijo José Daniel Ferrer, ex preso político y miembro de la Unión Patriótica de Cuba, un grupo disidente considerado ilegal por el Gobierno.

"Si el Gobierno cubano quiere dar una verdadera gestión de buena voluntad hubiera liberado a todos", agregó Ferrer, quien pertenece al grupo de 75 presos políticos condenados a largas penas en el 2003 y liberados tras un acuerdo entre el gobierno cubano y la Iglesia Católica entre el 2010 y 2011.

Los funcionarios estaounidenses dijeron que seguirán presionando al Gobierno para que libere más prisioneros.

"Tenemos expectativas de que haya avances en el futuro. Vamos a seguir buscando presentar los casos de distintos individuos que podrían estar detenidos en Cuba por ejercer sus derechos universales", sostuvo uno de ellos.

LA NEGOCIACIÓN TRAS BAMBALINAS

En su primera conversación en detalle sobre la excarcelación de presos desde el cambio radical del mes pasado en la política hacia Cuba, los funcionarios estadounidenses dijeron que la idea de liberar presos surgió en conversaciones secretas sobre cómo liberar a Gross y cómo estructurar un intercambio de espías.

Cuando ambas partes empezaron a ver perspectivas de una reconciliación más amplia entre dos viejos enemigos de la Guerra Fría, los negociadores estadounidenses buscaron pruebas del compromiso de Cuba con mejorar su historial de derechos humanos y presentaron la pasada primavera boreal una lista de presos que querían ver en la calle, dijeron los funcionarios.

Los cubanos accedieron a casi todos los nombres en la lista, a excepción de un puñado. En julio, La Habana dijo a los asesores de Obama que estaba preparada para dejar en libertad a 53 presos, indicaron los funcionarios.

La reunión final se celebró en el Vaticano, donde cada parte revisó los pasos que se comprometían a dar, incluida la liberación de presos por parte de Cuba, dijeron los funcionarios. El acuerdo final se concretó el mes pasado, tras 18 meses de negociaciones.

Un funcionario estadounidense aseguró también que Obama podría hacer uso de sus poderes ejecutivos "en cuestión de días o semanas" para empezar a suavizar algunas restricciones a los negocios y a los viajes a Cuba.

Los funcionarios indicaron que el primero de estos cambios podría ser anunciado alrededor del 21-22 de enero, cuando están previstas las conversaciones en La Habana con la secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Roberta Jacobson, comenzando negociaciones de alto nivel en asuntos que van desde las inversiones a la inmigración.

Un funcionario dijo que el futuro de la Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo –un asunto espinoso con el Gobierno cubano– no estuvo "sobre la mesa" de negociaciones durante las reuniones del año pasado y que Estados Unidos también dejó claro que seguirá con su "programa de democracia" dirigido a Cuba.

(Reporte adicional de Daniel Trotta y Rosa Tania Valdés en La Habana. Editado en español por Luis Azuaje y Carlos Serrano.)

© Thomson Reuters 2015 All rights reserved.
Con la tecnología de Blogger.