LO NUEVO
recent

¿Mamografía a los 40? No para todas. Lo que usted debe saber

Después de una revisión exhaustiva de los beneficios y limitaciones de las mamografías, la organización más importante contra el cáncer está aconsejando a las mujeres esperar hasta los 45 años de edad para empezar a utilizar las pruebas para detectar el cáncer de mama.

Las nuevas pautas de la American Cancer Society también les aseguran a las mujeres que pueden tener menos mamografías a lo largo de sus vidas.


Las pautas, publicadas en la edición del miércoles de la revista de la Asociación Médica Americana, están diseñadas para las mujeres que están en buena salud y no tienen motivos para sospechar que tienen riesgo de desarrollar cáncer de mama esté por encima de la media. Los resultados representan un alejamiento de la recomendación anterior del grupo que todas las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama deben tomarse mamografías anuales a partir de los 40 años.

Aunque la Sociedad americana del cáncer apoya todavía ese curso para las mujeres que lo prefieren, el grupo reconoció que algunas mujeres favorecen un enfoque menos agresivo para la detección del cáncer de mama. Por lo tanto, dice, pueden retrasar su primera mamografía hasta que lleguen a los 45 y esperar dos años entre una y otra mamografía a partir de 55 años sin temor a que así hacerlo pueda poner su salud en peligro.

De cualquier manera, las mamografías regulares deben continuar siempre y cuando las mujeres tengan una esperanza de vida de al menos 10 años y sean buenas candidatas para el tratamiento de cáncer de mama, dicen las directrices.

"Nos hemos alejado del enfoque de “unitalla”, hacia algo que es más personalizada o individualizado", dijo el Dr. Kevin Oeffinger, director del Cáncer Survivorship Center en Memorial Sloan-Kettering Cancer Center y autor principal de las directrices.


La próxima década verá que la medicina sea hecha más a la medida para la biología particular de la paciente, la genética e influencias ambientales, dijo Oeffinger, y "este es un paso en esa dirección".

Las nuevas recomendaciones ponen a la American Cancer Society en una alineación más cercana con la US Preventive Services Task Force, un panel independiente de expertos convocados por la Agency for Healthcare Research and Quality, una agencia federal.

El grupo de trabajo desencadenó un debate emocional sobre las mamografías con su recomendación de 2009 de que las mujeres con un riesgo promedio de cáncer de mama sean evaluadas sólo una vez cada dos años, principalmente entre las edades de 50 y 74. Las evaluaciones pueden empezar a los 40 años si la mujer lo desea después de discutir los pros y los contras con sus médicos.

"Hay un acuerdo sustancial ahora", dijo el Dr. Albert Siu, quien encabeza el grupo de trabajo. "Ambas pautas indican que la mamografía es una buena prueba, aunque no es perfecta".

Las mamografías salvan vidas al encontrar cánceres que pueden curarse si se detecta en una etapa temprana y tratable. Pero se encuentran también tumores que no están destinados a convertirse en peligrosos si se dejan solos, así como los tumores que no se puede detener con cirugía, radiación, quimioterapia u otras drogas.

El problema es que muchos de estos tumores tienen el mismo aspecto en una mamografía, por lo que los médicos terminan tratando todos. Esto conduce a una cierta cantidad de atención innecesaria, que los médicos llaman sobretratamiento.

Muchos estudios recientes han sopesado las ventajas de identificar cánceres tratables pero peligrosos contra el daño del sobretratamiento. En general, han encontrado que cuanto más joven la mujer, mayor será la posibilidad de que los beneficios de detección temprana serán pequeños mientras que los daños del exceso de tratamiento serán grandes.

Por ejemplo, pruebas de ensayos clínicos aleatorios indican que para las mujeres entre las edades de 40 y 50 años las evaluaciones por mamograma reducen el riesgo de morir de cáncer de mama en un modesto 15%. Esto significa que el 85% de las mujeres en este grupo de edad que mueren de cáncer de mama sucumbirían a la enfermedad independientemente de si tenían una mamografía.

Más mamografías significan también más falsos positivos, que significa que las mujeres tienen que volver para una segunda mamografía o tal vez una biopsia con aguja. Las pruebas adicionales pueden causar ansiedad, cosa que no debe ser tomada a la ligera, dicen los expertos.

Algunas mujeres ven todo esto como una buena razón para recortar la cantidad de mamografías que toman. Otras mujeres más bien aceptarían el riesgo de tratamiento potencialmente innecesario para maximizar la posibilidad de que una mamografía rinda un descubrimiento que les salve la vida. Ambas decisiones son razonables, dijo Oeffinger. En su propia familia, dijo, tiene una hermana que está del lado de las mamografías anuales y una hermana que las ha reducido.

"No queremos hacerlas sentir mal o culpables si optan por no hacérsela”, refiriéndose a una mamografía cada año, dijo. "Apoyamos que la mujer vaya con un médico, tenga una plática y tome una decisión informada".

Ese tipo de pensamiento refleja un cambio total en la medicina hacia el diseño del cuidado para cada paciente basado en sus valores y necesidades, dijo la Dra. Patricia Ganz, directora del Center for Cancer Prevention and Control Research, Jonsson Comprehensive Cancer Center de UCLA.

"No podemos hacer medicina en serie, como cortadores de galleta", añadió.

Las nuevas directrices también reflejan la nueva información obtenida de los estudios que les dieron seguimiento a las mujeres que tomaron diferentes enfoques para chequeos para ver cómo les fue. El consejo dado anteriormente se basaba en ensayos clínicos aleatorios, que generalmente están prejuiciados, pero esos ensayos se llevaron a cabo 20 a 30 años con "tecnología anticuada", expuso Oeffinger. (Los ensayos aleatorios no se pueden hacer hoy día porque las mamografías se han convertido en el estándar de atención, y sería poco ético pedirles a las mujeres que no tomen el examen a beneficio de un estudio).

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Hoy Los Angeles
Con la tecnología de Blogger.