LO NUEVO
recent

15 cosas que hay que limpiar más seguido


Vamos, admitámoslo, limpiar no es divertido. Es una tarea que parece nunca acabar. Pero cuando limpias las cosas más obvias en tu casa, como los baños y el piso de la cocina, he aquí algunas cosas que quizás se te olvide limpiar más seguido.

1. Las almohadas


Estoy segura que lavas tus sábanas con regularidad (bueno, al menos eso espero…). Pero muchas veces a la gente se le olvida lavar las almohadas también.

2. La lavadora y la secadora


Sí, una pensaría que al lavar tu ropa, constantemente utilizando detergente, tu lavadora y tu secadora estarían relativamente limpias. Bien no están terriblemente mugrosas, pero si quieres que tu lavadora y tu secadora sigan trabajando lo mejor posible, límpialas una vez cada tres meses. Échale a la lavadora una taza de vinagre y déjala correr por un ciclo para eliminar los depósitos de minerales y neutralizar cualquier olor (incluyendo ese olor a húmedo). Asegúrate de revisar el tubo de escape de la secadora y la manguera para ver si no tiene pelusa acumulada.

3. La lavadora de platos


Elimina todos los detritos que encuentres en el fondo de tu lavadora de platos con una toalla de papel o un trapo. Luego pon una taza de vinagre en la rejilla de arriba. Déjala correr por un ciclo con agua caliente y luego que haga el secado a vapor. Podrás entonces limpiar cualquier mugre que haya quedado cuando termine el ciclo.

4. El fregador de tu cocina


Los limpiadores químicos son una opción, pero con el tiempo pueden dañar la tubería y el fregador. Para un proceso de limpieza más ecológico, vierte una taza de bicarbonato de sodio por el desagüe. Luego una taza de vinagre y un poco de limón. Deja aquello reposar, luego enjuaga con agua caliente.

5. Las sábanas


Espero que sí hagas esto con regularidad. Para que sea más fácil, ten a la mano por lo menos un set extra de sabanas para que no tengas que tender las camas justo antes de la hora de dormir.

6. Los tapetes del baño


Esta es otra de esas cosas que no se lavan todos los días, pero probablemente no los lavamos tanto como deberíamos. Piensa en todo el moho y los gérmenes que acumulan todos los días. Lávalos a la temperatura más caliente que puedas (lávalos junto con las toallas para que ayude en el tallado), luego sécalos en el ciclo más bajo. Si es necesario, utiliza un cepillo de limpieza para que vuelva a su forma afelpada normal. Para esto también se recomienda que tengamos tapetes de repuesto.

7. Las brochas de tu maquillaje


Considerando que las brochas para el maquillaje por lo general se quedan en el fondo de la bolsa de los cosméticos junto con toneladas de residuo, no es de sorprenderse que después ya no nos sirvan. Para limpiarlas, simplemente lávalas con agua caliente y champú para bebés y luego enjuágalas. Es muy sencillo. Esto les dará una nueva vida a tus brochas.

8. Las alfombras


Sólo piensa por un minuto en todas las cosas que puede haber en tu alfombra en este momento… polvo de los zapatos, caspa, bacterias, pelo de las mascotas… sin mencionar lo que los niños pequeños traen de la calle. Lo primero que hay que hacer es espirar como loca en todas las direcciones posibles. Sacar todo el polvo y aquello que ocasiona alergias. Luego necesitas limpiarla a vapor, utilizando agua lo más caliente posible. Yo siempre sugiero que llames a los profesionales al menos dos veces al año. Puedes encontrar cupones en tu correo o en línea. Créeme, vale la pena. Piensa en todo lo que se queda atrapado en la alfombra y que tú lo respiras todos los días. Sí… vale la pena.

9. Tu bolso


Limpia tu bolso al menos una vez al mes. O para que sea más fácil, cada vez que cambies de bolso para que este combine con tu atuendo de temporada, vacía las bolsas y comienza de cero. Para limpiar, jala la tela interior y utiliza un removedor de pelusa para pescar todas las virutas y el polvo. También puedes limpiar tus bolsos de piel con toallas húmedas para el bebé.

10. El escritorio de tu oficina de trabajo


He escuchado que el escritorio de la oficina tiene más gérmenes que un baño público. Espero que eso no sea verdad, ya que mucha gente come en sus escritorios todos los días. Asegúrate que los viernes lo limpies con toallas desechables o que limpies cada vez que comes ahí. Al mismo tiempo, limpia el ratón y teclado de tu computadora (primero con una lata de aire comprimido, luego con un trapo húmedo con un poco de jabón y agua).

11. La colcha


La mayoría de las personas no lavan sus colchas tan a menudo como deberían, pero no hay una manera perfecta para hacer esto. Necesitas leer las instrucciones en la etiqueta de tu colcha, o simplemente llevarla a la lavandería una vez al año para una limpieza más profunda.

12. Los sillones


Aspira los colchones de tu sofá con cepillo una vez a la semana, incluyendo debajo de estos. Si vas a utilizar productos de limpieza, primero pruébalos en algún lugar oculto del sillón para asegurarte de que no lleguen a dañar el tapizado.

13. Las perillas de las puertas


Cada tos, resfrío, y temporada de gripe me ponen a pensar que debo limpiar las perillas de las puertas. La mejor manera, la más sencilla es con toallas húmedas con desinfectante.

14. Los teléfonos


Probablemente lo utilices más que cualquier otro accesorio, pero casi nunca lo limpiamos. Las toallas húmedas con desinfectante son muy buenas para limpiar nuestros teléfonos. Otra idea es utilizar un cotonete con alcohol y limpiar entre los números, y cada lugar que sea necesario.

15. El control remoto


Sí, esta es otra de esas cosas que utilizamos todos los días y muchas veces se nos olvida cuando nos toca limpiar. Para desinfectarlo, utiliza cotonetes con alcohol, o toallas húmedas con desinfectante. Y asegúrate de limpiar el control remoto cuando tengas a uno de los niños enfermo en casa acostado en el sofá viendo la televisión.

Agencias | Diario.mx
Con la tecnología de Blogger.