LO NUEVO
recent

La criminología busca identificar a Banksy, un artista punzante

El último trabajo. Cosette, la niña maltratada y rescatada de "Los miserables" llora por los inmigrantes frente a la embajada francesa en Londres./ AP
Banksy, el artista de la calle británico, es una leyenda urbana mítica del graffiti, cuya verdadera identidad se desconoce y no siempre firma . Pero todos admiran su arte y la denuncia de sus dibujos, que aparecen súbitamente a la mañana en las paredes de Londres, Bristol, Nueva York. Aparecen en los campos de refugiados de Calais, que cobran para que los visitantes los vean, o frente a la embajada francesa en Londres, con un fuerte e irónico mensaje.

El misterio de su identidad le da fuerza y valor a su obra, a su humor y sarcasmo. Su anonimato es parte de esa fascinación. Sólo el tabloide Daily Mail, con una reputación de xenofobia y amarillismo periodístico en Gran Bretaña, se había atrevido a investigarlo en 2008 . Y había llegado a la conclusión que Banksy era Robin Gunningham, un artista de Bristol que se había mudado a Londres y vivía en el aislamiento más absoluto, sólo conocido por sus íntimos.

Robin jamás respondió si era él y menos su mujer, una lobbista parlamentaria británica.

Nadie quiso recuperar nuevamente la supuesta identidad de Banksy. Hasta ahora. Un grupo de científicos, criminólogos y ex detectives de la universidad londinense de Queen Mary sostienen haberlo identificado gracias a un modelo de “perfil geográfico”, con el que pretenden rastrear delincuentes y terroristas. Su identidad coincide con la provista por The Daily Mail. Banksy seria Robin Gunningham, 42 años, un ex alumno de un colegio de clase media privado británico que siempre ha querido y quiere preservar su anonimato. A pesar de los pedidos de los abogados de Banksy y su temor al material de prensa que iban a exhibir los científicos, sólo se consiguió una postergación y que el trabajo salga publicado más tarde en una revista científica conocida como Journal of Science.

Los científicos seleccionaron 140 obras atribuidas a Banksy en Londres y Bristol, que es donde supuestamente habría nacido. Con la posición geográfica de esas ciudades, encontraron una serie de puntos neurálgicos, como un terreno de juegos, un pub, una dirección residencial en Bristol y otras tres direcciones en Londres.Todos esos lugares coinciden con que tienen en común haber sido frecuentados por Robin Gunningham. Presumen que vive donde la densidad de sus obras es mas fuerte.

En el estudio, los investigadores recurren al “perfilamiento geográfico”. Una metodología que se sirve de la localización de una serie de crímenes atribuidos a un sospechoso para determinar su zona de residencia más probable. El doctor Kim Rossmo, pionero del perfil geográfico, es uno de los que firman el estudio.

Los galeristas de arte y los artistas se enfurecieron. Una obra de Banksy puede llegar fácilmente al millón de libras esterlinas pero a él no le importa el mercado. Los demás investigadores denunciaron una falta grave de los supuestos cientificos. Han cruzado sus resultados con una información ya conocida y dada por el Daily Mail, que era la dirección de Robin Gunningham, que en realidad debería corresponder a Banksy. Resulta obvio que el resultado sería el mismo.

Pero los científicos no consideran que han “desenmascarado a Banksy” porque es el mismo del Daily Mail. Han utilizado los métodos para encontrar a un asesino serial, reducir la lista de sospechosos o establecer dónde deben concentrarse para encontrar al que buscan . Y lo más importante: que los servicios de seguridad se interesen en sus descubrimientos y financien sus proyectos de investigación. Usaron a Banksy con un nombre provocador en su “paper” científico: ”Tagging Banksy” (algo así como "etiquetando a Banksy").

Ahora vendrá otra batalla menos científica pero duramente legal. La harán los abogados de Banksy defendiendo su derecho a la privacidad y a su anonimato.

María Laura Avignolo | Clarín
Con la tecnología de Blogger.