LO NUEVO
recent

Recapitulamos The Walking Dead 6×13: duras de matar

¡Cuidado! puedes encontrar Spoilers!


El episodio anterior (RECAP de Not Tomorrow Yeat, ACA) culminó con Carol y Maggie siendo atrapadas por una pequeña fracción de Los Salvadores, mientras Rick y los suyos acribillaban a otros sin piedad en búsqueda del temible y misterioso Negan.

The Walking Dead 6×13 retoma la acción y pone todo el peso dramático en mujeres enfrentadas por la supervivencia. Carol y Maggie son rehenes de otras violentas damas: encerradas en un bunker expondrán sus miedos, engaños, furia y muertos a cuestas. Como si de un homenaje de la serie hacia el rol femenino se tratase, todo pasará por ellas. La decisión de quiénes viven y quienes mueren quedan en manos de esas mujeres que de diferentes maneras expresan el dolor de haber llegado a este punto en pleno apocalipsis, perdiendo a los seres que más querían y asesinando como única manera de seguir ellas con vida. Mujeres que se han transformado y han pasado de la sumisión a la acción. Mujeres que matan.

No nos engañemos: el show zombie está haciendo tiempo hasta la llegada del nuevo villano y eje central de lo que será la séptima temporada, pero por lo menos tiene la decencia de que ese alargue no se sienta como tal buscando maneras creativas y super interesantes de mantener constante la tensión. Con la audiencia a favor (vean los imponentes ratings de la serie, ACA) tranquilamente podrían ir por el camino sencillo pero Robert Kirkman y equipo están dispuestos a arriesgarse desarrollando nuevos elementos y apoyándose en las mejores facetas de sus personajes.


El enfrentamiento entre las mujeres salvadoras lideradas por Paula (Alicia Witt) negándose a un intercambio con Rick, lleva a crear una hora de tensión al más puro estilo teatral. En cautiverio veremos a Carol y Maggie al borde de la muerte. Carol sufre un ataque de pánico que no sabemos si fue fingido para engañar a las ilusas secuestradoras o si realmente encontrarse tan indefensa le hizo revivir los traumáticos horrores a los que la sometía su golpeador marido. Sea como fuese, Melissa McBride brinda una interpretación de premio explotando esa crisis que atraviesa desde el momento mismo en que comenzó a contabilizar sus víctimas. Sabemos que tras esa debilidad momentánea se esconde una asesina despiadada y solo pensar en cómo va a terminar con sus captores pone los pelos de punta.

Ambas obviamente se liberarán (realmente no esperábamos que les pasa nada, ¿no es cierto?) y desatarán una carnicería que no dejará a nadie vivo. Podríamos estar frente a una versión femenina de Duro de Matar: las heroínas irán cazando a sus enemigos hasta reducirlos a cenizas (literalmente). Queremos creer que el cuchillo rozando el vientre de Maggie no va a traer consecuencias a ese embarazo que acerca una luz de esperanza al nuevo y putrefacto mundo.


Para cuando llega Rick (un poco tarde) con el cautivo traído para intercambiar, ya no quedaron malos en pie y allí es cuando vuelve a surgir la gran incógnita del presente arco argumental: ¿quién es y dónde está Negan?.

El rehén dice ser Negan ante lo cual Rick (Andrew Lincoln) no titubea y le vuela los sesos de un balazo. Pero resulta que nosotros sabemos que ese muchacho no lo es y aunque Los Salvadores jueguen a que todos son Negan, a que es una figura atravesando a cada uno de ellos, el peligro acecha y nuestros héroes se van fortaleciendo para que cuando el encuentro se concrete sea una verdadera bomba explotándoles en la cara.

The Walking Dead 6×13: violencia extrema, zombies, diferentes puntos de vista, religión y ambigüedad en 42 minutos de una ejecución perfecta. Una propuesta por demás simple pero efectiva convirtiendo una toma de rehenes en un siniestro juego mental donde solo los las más fuertes sobreviven.

Cristian Phoyu | AltaPeli
Con la tecnología de Blogger.