LO NUEVO
recent

A dos años de la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII


Dos enormes retratos de Juan XXIII y de Juan Pablo II presidieron la ceremonia en la que fueron declarados santos. Bajo su mirada, el papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI oficiaron una histórica ceremonia a la que asistieron cientos de miles de fieles, que cantaron y rezaron y guardaron silencio bajo una lluvia fina.

La de ese domingo 27 de abril fue la primera jornada "con cuatro papas" en la historia de la Iglesia.

La plaza, que se llenó rápidamente después de que se abrieran las puertas a las cinco de la mañana, rompió el silencio respetuoso en contadas ocasiones: cuando Benedicto XVI hizo su aparición, cuando Francisco salió de la Basílica y cuando ambos se saludaron.

Un mandato que convirtió en santos para la Iglesia católica a Juan XXIII y Juan Pablo II.

En su homilía, Francisco definió a Juan Pablo II, quien lideró a los católicos desde desde 1978 hasta su muerte en 2005, como "el Papa de la familia", mientras que a Roncalli lo calificó de un "pastor, un guía-guiado".

De ambos, aseguró el Papa argentino Jorge Bergoglio, se puede decir que "colaboraron con el Espíritu Santo para restaurar y actualizar" la Iglesia y que "vivieron las tragedias del siglo XX sin dejar que los superaran".

La decisión inédita hasta ese día de canonizar a dos papas a la vez fue tomada por Francisco en un gesto "político" que, según los vaticanistas, buscaba reconciliar -o dar representación- a dos tendencias dentro de la Iglesia: la conservadora, que ve en Juan Pablo II un ícono, y la más progresista, que considera a Juan XXIII (Papa entre 1958 y 1963) como un punto de inflexión en la modernización de la institución.

BBC Mundo
Con la tecnología de Blogger.