LO NUEVO
recent

Qué alimentos consumir en temporada de calor


Durante la temporada de calor es recomendable incluir en la alimentación frutas que contengan agua como sandía, melón, naranjas y uvas.

Las frutas son el mejor postre y colación. Es recomendable ingerirlas crudas para que no pierdan el agua, explica la nutrióloga Marivette Medina, de la dirección de Nutrición de la Secretaría de Salud del Estado (SSY).

Con las altas temperaturas, el cuerpo pierde gran cantidad de líquido a través de la transpiración. Para evitar problemas de salud por el calor, fundamentalmente deshidratación y pérdida de minerales y oligoelementos, es vital saber cómo alimentarte.

Las principales recomendaciones de lo que debe uno comer en esta temporada de calor y lo que debe evitar para no perjudicar su salud son:


  • Una alimentación adecuada y una buena hidratación son claves para ayudar al cuerpo a mantenerse en condiciones, sobre todo en el caso de niños, adultos mayores y enfermos, que son más vulnerables cuando los mecanismos de termorregulación están alterados.
  • Algunos alimentos refrescan el cuerpo, como las ensaladas, de las cuales existen una gran variedad de acuerdo con el gusto de cada persona, se pueden hacer con vegetales como lechuga, tomate, pepino, brócoli, apio, calabaza, chayote, nopal, betabel, y con frutas como manzana, pera, etc. o combinados de frutas con vegetales.
  • En vez de tomar un refresco industrializado, primero bebe agua o un jugo natural con poca azúcar, como una limonada, ya que te permitirá hidratarte por más tiempo que si tomaras un refresco gaseoso, que aporta más calorías y sólo brinda una satisfacción momentánea.
  • Las frutas y verduras son una fuente de hidratación clave para el cuerpo cuando hay calor y además portan sales, vitaminas y minerales que se eliminan con la transpiración. Aprovecha consumir las frutas de temporada como fresa, limón, mango, mamey, melón, naranja, papaya, piña, plátano, sandía, tamarindo, toronja, guanábana y manzana ya sea en diferentes presentaciones, como en jugos, “smoothies”, paletas o helados de fruta, fruta picada con un poco de chile en polvo, etc.
  • Trata de evitar el exceso de alcohol, sobre todo de alta graduación, que puede llevarte a una deshidratación o un golpe de calor.
  • Evita consumir alimentos en la calle, ya que las temperaturas cerca los 40 grados son ideales para su descomposición. A estas temperaturas la actividad de los microbios y enzimas se ha optimizado, lo que hace que la energía de los alimentos esté más accesible para las bacterias y hongos. En consecuencia, crecen y se multiplican rápidamente. Esta es la razón por la que se debe tener precaución al consumir un alimento fuera de casa.
  • A los bebés entre los 6 y 12 meses de vida se les debe ofrecer agua con frecuencia, además de leche materna o de fórmula, evitando los refrescos para hidratar a los niños, pues éstos además de contener mucha azúcar y calorías, tienen un leve efecto diurético y no hidratan como lo hace el agua.
Milenio Novedades
Con la tecnología de Blogger.